5 razones por la que este profesor implementó las metodologías de «Tenemos que Hablar de Educación»

Esta noticia es una republicación de su fuente original.
Se trata de una invitación para generar espacios de diálogo con todos los integrantes de las comunidades educativas. Los materiales están vinculados al curriculum nacional.

Ruperto Pizarro es director y profesor de la Escuela Edmundo Vidal Cárdenas –en la Región de Coquimbo–, una de las primeras comunidades educativas en implementar las metodologías de Tenemos que Hablar de Educación, un espacio de diálogo y encuentro que busca posicionar la educación como una temática relevante dentro de la agenda país y generar una hoja de ruta para el diseño de futuras políticas públicas. ¡Aquí, la voz de profesores, estudiantes y apoderados del país es MUY importante!

El profesor Ruperto, que también fue finalista del Global Teacher Prize Chile 2018, nos contó algunas razones y beneficios que encontró al implementar las guías de reflexión que se encuentran en el sitio web de Tenemos que Hablar de Educación. Un material que busca que las comunidades educativas sean parte de este diálogo, mediante una metodología muy sencilla, que ya contamos en el artículo: "De esta forma tu comunidad educativa se puede sumar a una importante reflexión sobre educación"

1. "El material es muy interesante para toda la comunidad educativa"

Para este proceso de discusión, existe material para todos los niveles educativos (inicial, básica y media). También existen algunas guías que dan el paso a paso para conversar con docentes y apoderados de la comunidad.

2. "Es una actividad que nos ha servido para conocer mejor a nuestra comunidad, ver el grado de conectividad de nuestros estudiantes y cómo atenderlos de la mejor forma"

Todos los materiales descargables contienen una hoja de ruta que invitan es escuchar las voces de todos y todas. El objetivo de todas las conversaciones es lograr generar una visión común como establecimiento respecto a la educación que sueñan y los elementos que son necesarios cambiar o mantener en materia de educación. Además, cada respuesta permite dar una perspectiva muy completa sobre el estado actual del establecimiento.

3. "Se articula muy bien con las asignaturas de Lenguaje, Historia y también en Orientación"

El material desarrollado por Tenemos Que Hablar de Educación está vinculado al curriculum nacional, especialmente para las asignaturas de Historia, Lenguaje. Orientación y Filosofía. De esta forma, considera Ruperto, estas instancias sirven para que el equipo de liderazgo tenga insumos para el plan de mejoramiento escolar y plan de convivencia escolar.

4. "Es muy fácil subir la información y existen muchas facilidades para participar"

Aunque el primer proceso de Tenemos que Hablar de Educación se enfocó en buscar los opiniones de la ciudadanía mediante un formulario en línea, esta instancia con las comunidades educativas puede realizarse en modalidad en línea –mediante reuniones virtuales– o enviando el material a los estudiantes, sin necesidad de conectividad.

El único requisito, para poder ser parte de este importante proceso, es unificar las respuestas y subirlas al sitio web de Tenemos Que Hablar de Educación. Hay facilidades y varias opciones para enviar el material.

5. "Es interesante ver cómo toda la comunidad reflexiona durante este tiempo de pandemia"

Una de las actividades que se encuentra disponible en las guías, es una invitación a que estudiantes, apoderados , trabajadores de la comunidad educativa y docentes, sean parte de una discusión en línea sobre la educación que sueñan. Esos espacios permiten poner sobre la mesa las distintas miradas de una misma escuela y trazar algunos lineamientos sobre las necesidades del futuro.

Si tienes dudas y quieres participar en Tenemos Que Hablar de Educación, escribe a: contacto@tenemosquehablardeeducacion.cl